Una de las primeras cuestiones que aprenden los alumnos de nuestra academia de danza en Moncloa, Madrid, son las posiciones esenciales de los pies y los brazos. Es a partir de estas posiciones básicas en las que se inician todos os movimientos de cualquier estilo de ballet, danza o baile. En próximos artículos nos ocuparemos de las posiciones básicas de los dedos, pero hoy nos vamos a centrar en las posiciones de los brazos.

Para adoptar correctamente la primera posición de pies, hay que intentar colocarlos formando una línea recta de forma que los talones estén en contacto y los dedos de cada pie apunten hacia el exterior. Probablemente, las primeras veces que trates de colocarte en esta posición tengas necesidad de agarrarte a algo, pero tras unos intentos verás lo fácil que te resulta.

La segunda posición te resultará mucho más sencilla. Solo tienes que separar ligeramente los pies hacia el exterior dejando una separación entre los talones equivalente a la longitud de un pie. Vamos ahora con la tercera posición. Manteniendo los pies apuntando hacia el exterior adelanta uno de ellos, el que tú prefieras, de modo que el talón adelantado esté a la altura del centro del pie retrasado. Es probable que para mantener el equilibrio debas flexionar ligeramente las rodillas.

Adelantando un poco más el pie que ya habías adelantado, te habrás colocado en cuarta posición. Para buena parte de los alumnos de nuestra academia de danza en Moncloa, Madrid, la quinta posición resulta un pelín más complicada, el talón del pie adelantado ha de colocarse a la altura de los dedos del pie de detrás. En este caso los pies permanecen completamente en paralelo.

Atrévete a aprender a bailar en el Estudio de Danza Stylo.